Vaciando su bolsillo

Sólo falta que una ley permita sancionar con multas pecuniarias a los diputados que voten a favor de una declaración de ruptura con España, o a favor de cualquier acto dirigido a dar un golpe de estado, para que todos estos héroes que ahora hablan tanto y que dicen estar dispuestos a pagar el precio de sus actos, vuelvan a la jaula sin hacer mucho alboroto, todos las monas del zoo entrando en la jaula una por una y en fila ordenada, intimidadas y acobardadas las monas por el vacío de su bolsillo y asumiendo de una vez la normalidad -norma- democrática.

Digo normalidad, porque pretender hacer una declaración de ruptura con España cuando no tienes un 50% de los votos de los catalanes a favor, es propio de golpistas sin ningún respeto por la democracia; por lo tanto, estas multas, estas sanciones que podría tramitar España, tampoco se podrían tipificar de represoras o contrarias a la libertad de expresión, ya que precisamente las multas evitarían los actos de represión que pretenden aquellos que se quieren y nos quieren independizar a nosotros del estado español sólo con un 47% de los votos de los catalanes. Insisto, un 47% de los votos a favor.

El miércoles, mientras la Guardia Civil registraba la sede de CDC y detenía a determinados miembros del partido, Artur Mas firmaba el decreto de constitución del parlamento; a continuación afirmaba en su comparecencia que las elecciones del 27S fueron un plebiscito y que el sí había ganado puesto que habían conseguido 72 diputados; es decir, el presidente hacía el recuento –del lo que él mismo decía había sido un plebiscito- contando diputados y no contando votos. ¡Ni el propio Antonio Baños se atrevió en su día a decir que se había ganado el plebiscito! Sin embargo, Artur Mas, haciendo las típicas piruetas del lenguaje y, una vez más, tomando por imbéciles a los catalanes, afirmó que sí, que el plebiscito se había ganado y que la hoja de ruta debía continuar.

Con este anuncio de represión por la fuerza (por la fuerza en tanto un 47% de votos no se puede imponer a un 52% de los votos)... ¿ Qué puede hacer España sino evitar la represión con medidas coercitivas, con multas que vacíen las bolsillos de estos aprendices de golpistas? ¿Qué puede hacer España para proteger al 52% de catalanes que queremos continuar en España? Algo tendrá que hacer si ellos van haciendo declaraciones de ruptura? Multas, multas, y con las multas os aseguro que Rull, Turull, Homs, y todo cuanto héroe del proceso, volverán a la jaula uno por uno y en fila ordenada. Vayan pasando.